Coolture Logo
Corte y queda
Cooltura
Beat & Style
De buen diente
Select Player
¡Te armo el plan!
De ida y vuelta
consentimiento Thalía Mendoza | Coolture decorative

Pixabay

Cooltura

El consentimiento no se cuestiona: de esto habla Thalía Mendoza en campaña de Avon contra violencia de género

Por: Angélica Ferrer

El consentimiento es esencial para cualquier ámbito, especialmente en el sexoafectivo pero, ¿qué ocurre cuando dices «no» y alguien viola este acuerdo? Esto es lo que nos muestra la ilustradora Thalía Mendoza en las breves historietas de #SiNohaySíesNo.

Esta iniciativa de Avon, que arrancó el 25 de noviembre, Día internacional contra la violencia de género, busca que tomemos conciencia sobre la importancia de respetar a las niñas, jóvenes y mujeres, esto a través de diversas actividades.

Durante 16 días veremos los trabajos gráficos de 7 ilustradoras e ilustradores de Latinoamérica, donde Thalía Mendoza es la representante de México.

Thalía Mendoza consentimiento | Coolture
El consentimiento también es en el ámbito virtual y Thalía Mendoza lo muestra en la campaña de Avon. Cortesía.

No es no

El consentimiento no solo es válido en una interacción «cara a cara», sino en medios digitales; de ello nos habla Thalía Mendoza en 2 de las 3 historietas de la campaña.

Los tópicos que aborda son el cyberflashing (recibir fotos no solicitadas de una persona desnuda; regularmente son de hombres mostrando el pene), acoso digital (cuando alguien desea extorsionar con la publicación o amenaza de difundir imágenes explícitas de alguien más) y el hablar con menores de edad sobre respetar los deseos y decisiones del resto de la gente.

Thalía Mendoza consentimiento | Coolture
Este es uno de los diseños de Thalía Mendoza sobre el consentimiento. Cortesía.

«Los temas los eligieron para mí, pero las ilustraciones se hicieron al ‘pelotear’ ideas, hablar con mis amigas que me contaron sus experiencias y ver cosas en internet sobre las mujeres que han pasado por esto. De ahí, me puse a bajar ideas, hice algunos bocetos y me los aceptaron», detalla en entrevista.

Durante aproximadamente un mes, Mendoza, quien radica en España, investigó, trabajó con el equipo de Avon y diseñó los bocetos para #SiNohaySíesNo.

Para la ilustradora, uno de los retos fue explicar los 3 temas buscando un equilibrio entre la seriedad y la comicidad.

«Yo hago cosas mucho más humorísticas; hablo de temas que son de la mujer y que los catalogan como ‘tabú’, por ejemplo, la menstruación, un poco sobre sexo, pero lo hago sin adornos. Quizás eso puede tener cierto humor, pero el (tópico) que se trataba (campaña) era un poco más serio; ese fue un reto. Tratar de nivelarlo para que no quedara tan ‘in your face’, pero tampoco tan serio», comenta.

Las enseñanzas sobre el consentimiento

Para Thalía Mendoza, el mensaje más relevante que quiere dar con sus ilustraciones es que el consentimiento es un aspecto indiscutible y trascendental para cualquier persona.

«Lo que me gustaría es que lo más importante es el consentimiento y que no se puede dar por sentado. Para las mujeres es relevante ver esto, ya que a veces dudamos de que estemos en estas situaciones. Que se hable de este tema y se dé mucha visibilidad es vital porque lo puedes relacionar. Si te estás sintiendo incómoda y no sabes por qué y, de repente ves un posteo de este tipo, dices ‘ah, lo que me pasaba era esto’. Me gustaría que permeara», afirma.

Consentimiento Thalía Mendoza | Coolture
Thalía Mendoza es una de las ilustradoras que participan en la iniciativa de Avon sobre el consentimiento. Cortesía.

Uno de los aspectos que «marcó» a la ilustradora en esta campaña fue el acercarse a las mujeres para escucharlas y, a su vez, trabajar con personas interesadas en visibilizar y combatir la violencia de género.

«Para mí fue muy grato (colaborar con Avon) y el hecho de que trabajamos con muchas mujeres, que haya muchas mujeres, me da mucha tranquilidad. Siento que trabajamos muy bien y es bonito ver representación en esos ámbitos. Hablar con mis amigas, buscar más información y experiencias de mujeres para dar voz y visibilidad, es una de las cosas con las que me quedo», puntualiza.

Acerca de sus proyectos a futuro, Thalía explica que le gustaría abordar más temáticas enfocadas en evitar agresiones hacia las mujeres.

«Me gustaría ahondar un poco más hacia ese rumbo, dar el ‘salto’; es una gran oportunidad para pensar sobre lo que hago y que se note que va hacia ese rumbo. Para mí, creo que es increíble que me hayan hablado para ese proyecto; es un orgullo. Me gustaría seguir por este camino sin dejar la parte de humor que, a veces, es necesario», cuenta.

Los tópicos que quisiera desarrollar más versan sobre el acoso callejero y cómo es el sentir de las mujeres ante estas acciones.

«Si enseñas tal cual lo que está pasando y parece una lección, en ocasiones la enseñanza no llega y se queda un poco corta. En cambio, si hablas sobre las cosas que sientes, como mujer y cómo lo vives, sí llega el mensaje», destaca Mendoza.

Tomar conciencia

Ingrid Espinosa, head de Responsabilidad Social en Avon para México y el Norte de Latinoamérica, expone cómo se eligieron a las y los participantes en la campaña #SiNohaySíesNo.

«Queríamos algo donde viéramos que tuvieran contacto con estos temas que, muchas veces, no se hablan, pero que generan que lo quieras ver. Tanto de Argentina, de Chile, de Brasil, de Colombia y nosotros fue buscar opciones de ilustradoras e ilustradores (…). Fue buscar esas piezas donde vieran que se sentían cómodos con la temática», dice.

Entre las y los participantes están Sara Tomate, Pepita Sandwich, Tute, entre otros.

Sobre el trabajo de Thalía Mendoza, Espinosa menciona que tiene una visión que invita a pensar sobre la problemática que muestre en sus viñetas.

«Dentro del humor, te hace reflexionar y te atrae. Que esa situación la hagas tuya y digas ‘a mí me pasa’ (…), que se lo puedas enseñar a un hombre y comente ‘sí tenemos que cambiar'», detalla.

Además de Thalía Mendoza, Tute es otro de los participantes en la iniciativa sobre el consentimiento. Cortesía.

La campaña, que se realizó de manera regional, busca hablar de temas actuales, especialmente enfocados en ayudar a las mujeres.

«Aunque estamos en un contexto virtual (por la pandemia), también ocurren violencias normalizadas. Buscamos tratar de quitar el ‘piloto automático’, cuestionar y llevarlo a hombres y mujeres. Nuestro planteamiento fue: ¿de qué manera acercamos el concepto de consentimiento digital a algo tan importante como un punto presencial? (…). No venimos a decir ‘no debes compartir nudes’, porque ese es un derecho de todas las personas. Lo que sí es enseñarte y mostrarte las consecuencias que hay si no hay un consentimiento explícito», menciona.

El propósito es llegar a personas jóvenes, con el fin de que conozcan el tema y no caigan en relaciones o acercamientos que pueden resultar perjudiciales.

Además de las historietas hechas por ilustradoras e ilustradores de América Latina, Avon tiene imágenes en el Metro de la Ciudad de México, en diversos sitios, y hará transmisiones en vivo en redes sociales con personas expertas en la materia y Thalía Mendoza para hablar sobre este tema tan importante: el consentimiento.

CONOCE MÁS HISTORIAS EN COOLTURE Y DIGITALLPOST.

SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER E INSTAGRAM.