Coolture Logo
Corte y queda
Cooltura
Beat & Style
De buen diente
Select Player
¡Te armo el plan!
De ida y vuelta
Baby O' Historia | Coolture decorative

Facebook: Baby O'

Cooltura

A Luis Miguel no le gusta esto: se incendia la discoteca «Baby O'» de Acapulco… y esta es su historia

Por: Angélica Ferrer

La discoteca más antigua y famosa de Acapulco, «Baby O'», se incendió el miércoles por la noche, dejando una larga historia de fiesta, celebridades y de ser una de las «joyas» del estado.

De acuerdo con las primeras indagatorias, un rayo provocó un cortocircuito causó el fuego. Los servicios de emergencia acudieron al sitio y se determinó la pérdida total del inmueble. No hay personas heridas.

Sin embargo, horas más tarde, Eduardo Cesarmanm, fundador y dueño del lugar, declaró en Grupo Fórmula que el incendio fue causado por 3 personas.

«No fue un cortocircuito. Llegaron tres personas, amagaron al policía y prendieron el lugar. Hay videos», indicó.

«Baby O'» estaba cerrada debido a la pandemia de Covid-19; en los últimos días se filmó una serie, según Grupo Fórmula.

Te contamos cómo nació este centro nocturno y la relevancia para la vida de Acapulco.

¡Vamos al «Baby O'»!

Durante su historia, «Baby O'» no solo era sinónimo de diversión y buenas bebidas; también significaba estatus, mismo que gente del espectáculo, del sector empresarial y demás aprovechaba en sus visitas al puerto de Acapulco.

La discoteca, con capacidad para 700 personas, fue abierta el 28 de diciembre de 1976 por Eduardo Cesarman, Carlos Pietrasanta y amigos cercanos, quienes buscaban darle un toque «fresco» a la zona. La idea surgió durante Semana Santa.

«Nace la idea de hacer una discoteca y ahí, como dice, se vuelve realidad en diciembre de 1976. Abrimos 8 meses después. Fue una oportunidad porque, a final de cuentas, en esa y en esta época, es muy difícil obtener una licencia de alcohol (en Acapulco)», declaró Cesarman en 2018 para Enlace Judío.

El nombre está inspirado en la canción «Baby-O» de Dean Martin, que fuese lanzada en 1962.

La arquitectura, de acuerdo con el fundador, tiene qué ver con la arena de las playas de la zona. La fachada tiene como propósito que la gente entre por la letra «O» del nombre.

A lo largo de los años, se han hecho adecuaciones como más barras, luces y otras tecnologías para seguir innovando. Lo que siempre se mantuvo fue la pista de baile.

Además, comenzaron a hacer conciertos. Personalidades como Gloria Gaynor, Donna Summer, Mijares, Maná y Gloria Trevi se presentaron en este sitio.

«Comenzamos a ser un lugar más divertido», cuenta el fundador.

No obstante, la música en el «Baby O'» se inclinó siempre por los clásicos de la década de 1980: electrónica, pop y rock eran los géneros más escuchados.

Tan famosa era que hasta algunas escenas de la película «Por la Libre» (2000) se filmaron ahí. También tiene su propio documental titulado «El Baby».

La élite y el código de vestimenta

El «Baby O'» dio un «empuje» al «jet-set» que lo visitaba durante sus primeros años.

«Hemos tenido una política de no molestarlos, no tomar fotos, cuidar que nadie los moleste. Ahorita es más fácil con el celular; hay muchos paparazzis, pero en aquella época, no», aseveró Cesarman en la entrevista de Enlace Judío.

Entre las personas famosas que pisaron la discoteca están el exbeatle Ringo Starr (quien adora Guerrero. Solo falta comprobarlo con la canción «Las Brisas»); Michael Jordan; George Clooney; Yuri; Elizabeth Taylor; Julio Iglesias; Brooke Shields; Mauricio Garcés; Arturo Elías Ayub, Miguel Alemán Magnani y hasta Bono, vocalista de U2.

Para la gente, ir a Acapulco sin visitar el «Baby O'» era como no haber pisado jamás el puerto.

Sin embargo, la estancia en este sitio no era tan sencilla: debías acatar un código de vestimenta. Ahí no había pretexto de ir en traje de baño o «en fachas»; se aceptaba la entrada con ropa casual o formal.

Además, no podías salir del lugar, ubicado en la costera «Miguel Alemán» hasta después de las 6:00 horas… del día siguiente.

«El Sol» llega a la discoteca

La historia de Luis Miguel en el «Baby O'» empezó cuando era muy joven. En 1982, el artista acudía con su padre y representante, Luis Rey.

«Un día, Luisito me dijo: ‘Mi hijo canta’ (…). A los 2 meses trajo al chavito a la disco (…). Luis Miguel estaba chiquito y nos tomamos una foto. Era serio pero bailaba mucho», declaró el mesero José Luis Tellechea, «El Puma», a la revista Quién.

Durante la década de 1980 y 1990, el «Sol de México» siguió acudiendo a esta discoteca cada que viajaba a Acapulco, a pesar de que ya era una figura muy reconocida a nivel mundial.

Una de las últimas veces que Luis Miguel fue visto en el «Baby O'» fue durante la grabación de la serie de Netflix sobre su vida.

Ahí se reunió con Diego Boneta, quien lo interpreta en la producción.

Luis Miguel y Diego boneta en el Baby O'
Luis Miguel y Diego Boneta en el «Baby O'». Instagram: @diego.

CONOCE MÁS HISTORIAS EN COOLTURE Y DIGITALLPOST.

SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER E INSTAGRAM.