Coolture Logo
Corte y queda
Cooltura
Beat & Style
De buen diente
Select Player
¡Te armo el plan!
De ida y vuelta
Felipe Cazals cine | Coolture decorative

Twitter: @cultura_mx

Corte y queda

Más allá de «Canoa», esta es la importancia en el cine de Felipe Cazals

Por: Angélica Ferrer

El director Felipe Cazals murió este fin de semana a los 84 años y dejó un legado no solo de filmes memorables, sino de una manera de hacer y ver el cine en México y el mundo.

Películas como «Canoa», «El año de la peste» y «El apando» son solo algunas de sus más de 40 historias, donde mostraba historias que reflejaban lo que ocurría en la sociedad mexicana.

Durante su trayectoria, Felipe Cazals fue galardonado con 7 Arieles, el Oso de Plata en Berlín y el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

Cazals y su impacto en el cine

Felipe Casalz es reconocido como uno de los directores de cine más importantes del siglo XX y con un fuerte impacto en la filmografía del siglo XXI.

No por nada cineastas como Alfonso Cuarón o Guillermo del Toro han rendido homenaje al creador de «Los motivos de Luz»; lo describen no solo con una mirada crítica y aguda, sino como una persona que apoyaba a los demás.

«El cine ha perdido a uno de los grandes. Nuestra generación ha perdido a un maestro ejemplar y noble. Cazals es enorme- ayer, hoy y siempre», escribió Del Toro en Twitter.

Justamente su visión sobre la realidad del país fue lo que caracterizó su obra. Cazals inició su carrera al lado de «gigantes» del cine como Arturo Ripstein, Rafael Castañedo y Pedro F. Miret, con quienes creó el grupo Cine Independiente.

Bajo este grupo creó su primera producción titulada «La manzana de la discordia» (1968).

Unos años después, en 1970, presentaría su película llamada «Emiliano Zapata», que fue protagonizada por Antonio Aguilar.

El éxito de Cazals

Sin embargo, el filme que lo posicionó como uno de los directores de cine más importantes se lanzó en 1975: «Canoa».

En él, narra la historia de un grupo de estudiantes que viajan para escalar «La Malinche», un volcán inactivo entre Puebla y Tlaxcala. Al caer la noche, deciden pernoctar en San Miguel Canoa donde la población los lincha.

Este hecho, que ocurrió en septiembre de 1968, fue retomado por Cazals, quien proyectó parte de las imágenes reales del asesinato de los alumnos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Otra de las películas clásicas e impactantes de Felipe Cazals es «El apando», que salió en el mismo año que «Canoa».

La producción se basa en el libro de José Revueltas que lleva el mismo título; se publicó en 1969. En esa novela, se narran los tratos que reciben los presos de Lecumberri, la corrupción y el narcotráfico en este sitio, así como los crueles controles de seguridad para las visitas.

Las imágenes son espeluznantes. Al finalizar la película ocurre una pelea, que es muy difícil de olvidar debido a la crudeza del evento.

Entre el cine documental y los largometrajes

La obra de Felipe Cazals «navegó» entre el cine documental y los largometrajes. En ellos, plasmó su visión crítica y el rescate de eventos históricos del país.

Entre sus documentales destacan «Leonora Carrington o el sortilegio irónico» (1963) y «Los que viven donde sopla el viento suave» (1973).

Siguió explorando otros géneros llegando al western. Prueba de ello es «El tres de copas» (1986), historia basada en el cuento «La intrusa», de Jorge Luis Borges.

En los últimos años, Felipe Cazals continuó vigente en el cine nacional e internacional.

Entre las películas más recientes del director mexicano están «Las vueltas del citrillo» (2006), Chico Grande» (2009) y «Ciudadano Buelna» (2012).

El director murió el 16 de octubre a los 84 años.

CONOCE MÁS HISTORIAS EN COOLTURE Y DIGITALLPOST.

SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER E INSTAGRAM.