Coolture Logo
Corte y queda
Cooltura
Beat & Style
De buen diente
Select Player
¡Te armo el plan!
De ida y vuelta
Organilleros | Coolture decorative

Un sonido clásico de la CDMX está en peligro: así puedes ayudar a los organilleros

Por: Angélica Ferrer

La Ciudad de México tiene sonidos muy particulares y, sin duda, el realizado por las y los organilleros es uno de los clásicos.

Amados por muchos, odiados por otros tantos, ha sido parte de la vida de las y los capitalinos desde 1880, cuando llegaron los primeros instrumentos de este tipo. ¡Hasta Javier Solís tiene una canción dedicada a ellos!

Sin embargo, este grupo que toca el organillo ha sido fuertemente afectado por la pandemia de Covid-19.

Esto los ha llevado a desplazarse a otras zonas fuera del Centro Histórico (donde es muy común escucharles) y en el centro de Coyoacán.

Ante ello, la Unión de Organilleros de México ha ideado diversas estrategias, desde dar serenatas en línea hasta una campaña en Donadora.

Si quieres conocer más sobre lo que están haciendo actualmente, haz clic aquí.

Así puedes ayudarles

De acuerdo con la descripción de la campaña, lo que buscan es apoyar, por lo menos durante un mes, a las familias de quienes van de calle en calle interpretando melodías clásicas como «La bikina», «La vie en rose», «Sobre las olas» y hasta «Las mañanitas».

«Nos hemos dado a la tarea de recaudar fondos para apoyar durante un mes a más de 300 compañeros organilleros y sus familias con una despensa básica, a la que ha sido muy difícil acceder debido a la reducción drástica de ingresos y días laborados», destaca en el sitio de Donadora.

Los donativos van desde 100 pesos hasta los 6,000 pesos. En casa uno de ellos te ofrecen diferentes «recompensas», que van desde menciones en redes sociales hasta video personalizados.

«Todas nuestras recompensas serán entregadas de manera digital vía correo electrónico, de 5 a 10 días hábiles una vez alcanzada la meta», precisan.

Si eres de los que gustan de sentarse a escucharles y darles una o más monedas, es hora de poner manos a la obra para «echarles la mano».

Imagen: Pixabay

CONOCE MÁS HISTORIAS EN COOLTURE Y DIGITALLPOST.

SÍGUENOS EN FACEBOOKTWITTER E INSTAGRAM.